sábado, 27 de octubre de 2007

NELSON VILLACÍS


Gabriel Cisneros Abedrabbo


Nelson Villacís (Ibarra, 1969).Dirige el taller de literatura “Página Zero” en la ciudad de Ibarra, su tenacidad poética le permite romper los esquemas y construir planetas de letras en el ritual del ser, el creador construye en los colores, en los olores esotéricos de su misticismo. Él salta, multiplica grafías en las que la poesía se construye desde un estilo propio

Las formas, las texturas y el fuego de la poesía de Nelson Villacís, no deben ser descritos en una critica un poco fría, deben ser descubiertos en el acto de amor que el lector y el poeta mantienen en la sobrevivencia del texto; así que les invito a que se integren al sueño del poeta y que transmuten los actos en el tercer elemento del arte; porque para mí la lectura de un texto la contemplación de una obra de arte u otros entraña un dialogo entre el creador y el espectador y de este diálogo, como fruto de una armonizar de fuerzas distintas surge la valoración personal del bien artístico y eso es lo realmente importante porque desde nuestra individualidad asimilamos, construimos y recreamos el arte.



Ha publicado los libros:
Ungüentos para adelgazar una flor (Poesía)
Con más amor que ego (Ensayo)
Eva, Ebriedad y Enigma (Poesía)
Tartamundo (Poesía)
Tartamundo (Obra poético teatral y body painting)


SELECCIÓN POÉTICA:

Ecuador es un país extraño. Tiene el gobierno en Quito,
la administración en EE.UU. y la población en España

MIGRANTE
Echa de menos la tierra de las primicias
donde desnudaste el primer arcano de tu amante ardiente.
Echa de menos el fresco llamado
de la ortiga en la mañana
y el brezo beodo con que exhalaste el polvo.

Hoy que has transitado leguas bermejas
y llevas los brazos tullidos por el sueño.
Echa de menos el camastro de tu patria
y llora por ser huérfano a los sones de la carne
los que alguna vez hasta espinaron tus oídos.

Echa de menos al perro
con sus cortos ladridos
al negligente Domingo en que te aburrías
al doble puñetazo con que maldecías
en la mesa, la sopa que hoy extrañas.
Echen de menos mujeres, heterosexuales
hombres y travestis de madera
y ojalá su tricolor falda y chaqueta
nunca sirvan para almidonar
el estrépito de más de quinientos truenos
con que nos demolió la vieja bruja de la Madre Patria
que antes nos encadenó en nuestra propia casa
y hoy nos fragmenta en casa ajena.

DIOS DEL ADIOS .

Dióscuro Dios nevado
adiós lengua muerta de ceguera.

Dios bañando el teclado de los senos del cielo
adiós adivino sin arcanos.

Dios dorso de faquir A pie descalzo por los vidrios
adiós memoria desdicha lagrimera de los párpados.

Dios del uno y uno separados
adiós separación ya no te amo.

AUTOATENTADO
¿Cómo diablos negar la tozuda vinagrera
que me provoca la memoria
ser una sanguijuela piromaníaca del recuerdo
y un agorero puñal del olvido?

¡ Maldita sea !
No más zancadillas para el tropiezo
ni sonrisa estúpida y efímera .
Quiero adquirir un libro a destiempo
de esos que no merezcan ser leídos.

Maldita obsesión de hematoma con la caricia
menester de labio atado a la metáfora
alucinación de ternura con el sustantivo.

Quiero doparme de verbos y adjetivos
romper con el poniente pronombre y el artículo
y en conjunción zodiacal
censura los ovos canela de mis pupilas
para ciego a las huellas de otro
persuadir al lenguaje del misterio
que me autorice morir en paz y descrédulo
siendo amado, no entendido.

EPITAFIO
Las blancas nubes trotan
por el vasto azul del cielo
Un acongojado imbécil ensarta las manos
en los bolsillos de su pantalón gris y ciego

Un niño niveo y de piernas chuecas
se rasca las testes al disimulo
en tanto
los vehículos cabalgan por el asfalto de la avenida

Los árboles frotan sus palmas con el viento
mareados con las fábricas que eructan
smog en las esquinas

La muerte emigra
de esta cosmetología de moscas
atrapadas por el paladar de los deshechos

En esta fosa Tartamundo de ugres descalcificadas
la muerte es la que lacta
porque la vida padece amnesia compulsiva.


SOLO ZODIACAL.
¿Se escribe por ignorancia o por costumbre?
La letra es un ángel gótico
que desde el sepulcro seduce
a las almohadas de Morfeo con esponja y algodón.
La palabra vacila como el insurrecto
antes de emprender la huida
es una kábala ofrendada para asumir un reto.

El silencio es el pedestal del ayuno
el síndrome de down a veces
o el Dalai Lama en el Tíbet
meditando el loto de su sueño.
El silencio es el asteroide enigma del deseo.
Caifás hostiga a Cristo.
La macrobiótica se declara en huelga de hambre
contra el óxido carnívoro.
Los dinosaurios no son más que ratoncillos.
¿El escritor es un mago de Oz
o un simple semántico esclavo?
¿El poeta es un hijo de Dios
o un hijo de puta?
No sé.
Cuanto escribo es
para confidenciar silencios
al baúl de la deidad
o del apocalipsis ciénego.

MERCADO DE VALORES
Todos somos hombres y mujeres de negocios
Diners, Visa, Master- Card
Rolex, Daimler-chrysler
Chanel number five.
Todo es negocio
El breakfast, la banana split
los culos en Argentina la piel canela en Brasil
Todo es negociable
El cambio de color de ojos y pelo
Estampitas de Alá ,Lao Tsé, Buda
Confucio, Jesucristo
Examen de orina y heces en el laboratorio clínico
Todo ha sido negociado
Los señores del Peyote
las estrellas de Holllywood
las gorditas de Botero
las mascotas con pedigrí
Las amas de casa, el café
y el helado ron con pasas.
Todo al servicio del negocio
La marca de ropa
los seres en pelotas
las falsas noticias
el boom del rock and roll
La realidad de la vida
el mito de la muerte
Los diuréticos, el vaivén de anos
al servicio del papel higiénico
Cuando las acciones bajan los oportunistas suben
los que supuestamente trabajan
inspiran los versos
de los que como yo supuestamente no trabajan
¡ Oh my God !
Todo de negocia
Hijos de proveta, hijos proxenetas
Laxantes, cortes de pelo y preservativos
Dioses absolutos Dioses relativos
El Hábeas Corpus, la cadena perpetua
La European Cup, la copa América
La página web consulta obligatoria
de los ciberwevonautas
Los libros de poesía, el ascenso en la oficina
Maradona y Pelé reyes del puntapié
Pamela Anderson y su par de tetas
Todos somos hombres y mujeres de negocios
Todos somos hombres y mujeres de mierda
Todo se negocia
Yo, tú, él, ella
La nicotina y la botella
Y aunque el despertador suena
casi nadie despierta


¿ ?

¿ Qué sabe la mosca golosa
de la letra arábiga ?
¿ El semen de los Esquimales
vendrá en cubitos de hielo ?
¿ Beberán los arcángeles
del ébano pecho de Dios padre ?
Y Dios hijo vomitará en los ascensores ?

El espíritu es un albañil desamparado
que busca sus zapatos
en la catedral de los murmullos.

La estatua dominguea
ruegos limosneros de rodillas
en un mundo agujero negro
que delira patas arriba.

SOLSTICIO DEL MERCADO

La navidad eructa sus lacónicas limosnas
y coloca ojeras de elefante
en el ojo del bolsillo de los ciegos.

De tanta publicidad
guarecemos tontos
mientras el recién nacido en rasa paja
no puede oponerse a la corruptela de bonos y presentes
donde las almas se regalan su propio infierno.

Jesús
no soy de los que te delatan
tampoco de los que de rodillas te sobornan
pero toma en cuenta
que si el humano nació sordo
no necesita de orejas
si nació sin manos en el corazón
¡ que demonios hace con esas uñas hincadas en la extorsión !
Si nació con pies
para que lleva puesto patines de ambición.

LIBRO EN ÉXTASIS

Un libro abierto en vitrina es como una prostituta,
se manosea y vende por unas cuantas monedas truncas.
A un libro los doctos le clasifican por materia,
sin saber que muerde y besa lo que la mente infecta.

Estas engañado querido lector,
si piensas que un libro te arreglará la vida;
no es medicina, ni curandero,
porque ese no es su oficio.

Ingenuo mortal. Por favor,
jamás cites las frases de un gran autor en tu epitafio,
déjalo que viva entre los vivos,
que quién escribe nunca está muerto.

Un libro es ignorado o transferido en vicio
Un libro es un soñador desvalijado;
muerto de hambre se gana el pan
a tesón del sudor de la letra en cada día.

Un libro no es propiedad de odiosos intelectuales;
pero tampoco edecán de mediocres,
supuestamente originales.
Un libro no es monógamo o polígamo;
es puerta abierta, no moraleja,
porque nadie sabe a ciencia cierta
sus íntimos secretos.

Un libro empastado, engomado o cosido
en edición de lujo o baratija, da lo mismo.

Un libro santo o pervertido,
disfruta la libertad
de ser o no ser leído.

PIE DE PÁGINA

Uno no sabe lo que sigue
nisiquiera una nota a pie de página
dichosos los árboles que jamás prodigan
a donde desplazan sus ramas.
A veces el ígneo oro enluce las fachadas
otras el heno sosiega
boquiabierto de sed y ocio.

Uno apuesta la vida
anudando o desatando
y en el lago del ojo ajeno
zurce barro en las aguas.
Uno hecha humo de rabia
o con boca preñada de elíxir
blasfema una plegaria.
Uno asciende peldaños o desmiente barricadas.
Uno olvida y recuerda
al que ama y al que increpa.
Mas cuando la piel padece de arrugas
y el pelo tose sus canas
cuan gracioso es descubrir:
que sabiondo de quimeras
y erudito entre ignorantes.
Al fin de cuentas.
Uno no sabe nada.


ANDA POEMA Y CALLA.

¿ A quién le importa
la manija desigual, la hora exacta
cuando se trata de declarar
el amor, la ira o el llanto ?

¿ Quién proclama su interés en boca ajena
cuando el beso le sabe a sal o diente de ajo ?

¿ De qué sirven las Homilías
cuando tienes la fe hecha grietas ?

¿ De cuánto puede servir una hornilla
si no existe alimento que se cueza ?

¿ De qué sirven estas estúpidas palabras
si lo que imploro es silencio en cada página ?

A los poetas Beat…
UNDERGROUND
Etéreos trovadores del Hachís
vagabundos subterráneos del metro
alucinantes viajeros del caleidoscopio
que centellaron sus pasos
bajo la procacidad del suburbio
de la Gran Manzana y San Francisco.

Faquires de la palabra punzante
demonios de la resurrección copulatoria
ebrios, yogas
coreógrafos de la amalgama Beat.
Canonizo su flaca educación
para con los señores fatuos
elegantes pobres diablos del sistema.
Condecoro su rebelde verbo con la presea
de la vena erecta que hinchó la lírica garganta
de los falsos profetas.

Elevo una oración insubordinada
para que los gnomos y arcángeles
humanicen sus milagros hacia ustedes.

Ginsberg Burroughs Kerouac y Corso
más allá de la muerte nos veremos
tras la hijueputa explosión
de un brebaje de semen en la vasta boca del cielo.

LA CALLE.

...Los que pasan, los que pesan,
los que no saben donde pisan.

La calle es una trampa pasarela
de glúteos con pedigrí
y pechos con etiqueta.
Hay semáforos colorados
que dejan autos y transeúntes erectos y grietas.
Hay gente que encuentra la llave;
pero no sabe de que puerta.

La calle está llena de pelones, de teñidos
de gente con más de un arete en la misma oreja,
de pulseras y pulmones con polución hasta las cejas.

Hay quienes piden té
y se los bebe una cerveza.
Hay niños que aman las flores
y solo pueden venderlas,
paradójico proverbio
de poner precio a lo que aprecias.
En la calle se ríe y llora
con la misma fuerza y viceversa.
Hay riqueza en granos de arena
y toneladas en una playa de miseria.


La calle yerra atiborrada de envidiosos que insultan
e hipócritas que adulan y se saludan,
de delincuentes con sala VIP
y roba espejos de vereda;
de los que manejan grandes marcas y empresas
que atropellan su consciencia.

La calle enciende luces con cuerpos bellos
para iluminar a los espíritus feos.

La calle deleita, asusta, atrapa.
La calle anochece y despierta
y si se busca no se encuentra.

La calle va de perlas o de mierda.

EL INDOMABLE.

Befas y elfos me lapidan
con inaudita letra gótica
en la pizarra de la vida
¿Quién piensa en degollar
entre paréntesis mis sombras?
¿Quién hierve mi esperma y hornea
mi lengua de liebre en un purgatorio de arrabales?

Cuando la ciénaga muerte salga a buscarme
hallará que mi risa de arrayán y piel
ha domado el párpado de su espíritu
enloqueciendo la bruta bruma
de arduos laberintos manuscritos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hօla,
Es verdad que es la primeгa ocasion que he visitado estе blog y quiero
comentar que me resulta intteгesante y posiblemente me tendrаs mas frecuentemente por llos comentarios.


Un salսdo!

Para leer mas articuos similares ... Mar

Unknown dijo...

No se donde conseguir los libros de Nelson Villacis. Es una pena que no estén a la venta en las librerías principales del país. He leído Con Más Amor que Ego hace varios años, perdí el libro y no logró conseguir uno nuevo. Si alguien sabe este es mi correo dgonzalez.jim@gmail.com